El palillo una mala costumbre

Llevar el palillo siempre en la boca es una mala costumbre, además de una muy mala idea. Hace unos días, apareció la siguiente noticia en un periódico: “Aparece en la foto de su DNI con un palillo”.  Hasta este extremo llegan algunas personas, que son incapaces de darse cuenta de esta mala práctica buco-dental. Desde e.dent Odontología, vuestra clínica dental en Valencia, os vamos a dar unos pequeños consejos. 

Lo primero, ¿que es un palillo de dientes y para que sirve?. También conocidos como “mondadientes” o “escarbadientes”. Son unos aditamentos muy delgados de madera o de plástico. Se usan para limpiar restos de comida que se han quedado en los lados proximales de los dientes y que no se eliminan con el cepillado tras las comidas.

Existen desde hace miles de años e históricamente se dice que es el útil de limpieza dental más antiguo. Cuando no existía el cepillo de dientes, esta era la única forma de higiene dental. Actualmente estos pequeños y puntiagudos objetos  son  todavía muy populares en muchas culturas.

RECUERDA, la utilización del palillo es una mala costumbre y no está recomendada por los odontólogos.

Su uso, puede producir cierta abrasión en los cuellos dentales y también lacerar las encías. Si se rompe y se queda alguna parte atascada en la encía, se produciría una inflamación, infección y un fuerte dolor en la zona. Se tiene constancia de inflamaciones en la faringe provocadas por pequeñas astillas tras la rotura. Hay incluso casos de ingresos hospitalarios en la UVI cuando esta inflamación faringea impide respirar al paciente. Otro problema en pacientes con  infecciones o fístulas en las encías, es el uso de los palillos para explotar la lesión y vaciar su contenido. Eso solo empeorará la situación por la falta de esterilización y el protocolo inadecuado utilizado. Lo mejor es acudir a nuestra clínica dental y uno de nuestros odontólogos resolverá el problema de manera profesional.

La forma correcta y recomendada por nuestros dentistas para higienizar las zonas interdentales es el uso del hilo dental o los cepillos interproximales. Si continuas con su uso, lastimarás tus dientes y encías, por tanto a largo plazo, provocarás sin duda, alguna consecuencia irreversible en tu salud buco-dental.

Compartir: